El paciente es el centro sobre el que debe girar  el sistema sanitario. Su empoderamiento es la fase en la que nos encontramos, e  IEXP es el organismo facilitador de esta transformación, vinculando a la  Administración, los sanitarios, aseguradoras y mutuas, la industria  farmacéutica y los pacientes y sus familias para lograrlo.